Pueblos

Antigua Hospedería

Linhares da Beira

Linhares da Beira

Este albergue, después Hospital de la Misericordia, es un hito importante para la comprensión de la solidaridad medieval. Servía de apoyo a pobres, peregrinos, enfermos y a todos los que, de paso o viviendo en este pueblo, necesitasen refugio y/o tratamiento. Se sabe también que Sancho I, en testamento, contempló este albergue con una suma de 100 maravedís. Con la implantación de la Misericordia se convirtió en su hospital, habiendo sufrido su construcción significativas y sucesivas remodelaciones. El albergue/hospital es un edificio de dos pisos que presenta, en el exterior, un portal en arco de medio punto, coronado por un nicho con una imagen de San Antonio. En los extremos, aún hoy pueden verse dos gárgolas, una antropomorfa y otra zoomórfica, que la tradición local cuenta que representan al diablo y una cabra. De ahí nacieron varias leyendas atribuidas a D. Lôpa, otrora referida como dueña de esta casa, quien tenía un pacto con el diablo, por influencia de una criada (semejante a lo que sucede en la leyenda de la Dama de la Pata de Cabra) o por iniciativa propia, y salvada de esa sumisión maléfica por intercesión de San Antonio.