Pueblos

Castillo

Linhares da Beira

Linhares da Beira

Integrado en el sistema defensivo de la Beira, se construyó a más de 800 m de altitud, en un terreno desnivelado y rocoso. Existía ya con D. Sancho I y D. Dionisio lo restauró en 1291. Presenta 2 recintos amurallados, 2 torres, 4 puertas y 2 cisternas. Sufrió intervenciones a partir de los años 40. Es una construcción imponente, integrada en la línea de fortalezas de la región de Beira. Esta importante estrategia defensiva se fue construyendo desde la época del fundador de la dinastía para proteger el flanco este del territorio de posibles ataques enemigos. De este vasto conjunto de castillos, pueden mencionarse los de Marialva, Moreira de Rei, Trancoso, Celorico da Beira, entre otros. El Castillo de Linhares, Monumento Nacional desde 1922, exhibe dos torres, la del Homenaje y la Torre del Reloj. El circuito interior envuelto por las murallas se divide en dos espacios cerrados: uno de ellos, el oeste, el más grande, puede haber funcionado como punto de apoyo a la Torre del Homenaje, siendo, por lo tanto, una zona militar donde están ubicadas las cisternas; el otro, el este, sirvió de refugio de las poblaciones de la aldea y de los bienes esenciales para la supervivencia en caso de asedio o de ataques enemigos. Dotado con un gran perímetro amurallado por donde se extienden los adarves o caminos de ronda al descubierto y las escaleras de acceso.