Pueblos

Castillo y Murallas - AHP Sortelha

Sortelha

Sortelha

El Castillo está clasificado como Monumento Nacional desde 1910. Su situación geográfica le permite controlar el valle. Es posible que en el lugar existiese un castro prerromano. En la Edad Media, la repoblación de la zona se produce en el siglo XII con D. Sancho I. En 1228, D. Sancho II le concede la carta foral y en esa época se construye el castillo. Corresponde a un castillo roquero románico-gótico, con intervención puntual del estilo manuelino. Las murallas se construyeron teniendo por base la técnica de construcción que consistía en levantar dos paredes fuertes y paralelas que después se rellenaban con piedra gruesa y gravilla. La ciudadela está fuera del perímetro amurallado, al sur de este, con una torre del homenaje, de planta cuadrada, en el centro del recinto. Exhibe solo una abertura hacia el sur (portal de arco de medio punto), tres aspilleras y almenas rectangulares. Tiene también dos puertas: la Puerta del Castillo y la Puerta Falsa. La primera presenta balcón con matacanes y, al lado, las armas reales de D. Manuel I con esferas armilares. Tradicionalmente, este balcón se conoce como Balcón de Pilato. El perímetro amurallado del pueblo presenta un trazado ovalado irregular. La pared se apoya, en varios lugares, directamente en el afloramiento rocoso y no tiene almenas. Presenta cuatro puertas que permitían la conexión con el exterior: Puerta de la Villa o Puerta del Ayuntamiento, Puerta Nueva, Puerta Falsa y otra Puerta Falsa junto al castillo. Existe además otra torre, la Torre de la Antorcha, de planta cuadrada, sin vanos. Entre las peculiaridades del castillo, destacamos la ausencia de almenas en las murallas, el torreón de planta circular sobre el adarve, puertas con arco apuntado, otras de medio punto y la «vara» o «codo» (medidas estándar) en la Puerta Nueva. El rey mandó poner ahí estas antiguas medidas medievales, la «vara» y el «codo». Tenían como función servir como marcas de referencia para las ferias que se realizaban aquí. En la Época Moderna (siglos XVII-XVIII), empezó a desarrollarse el arrabal en el exterior del pueblo, inicialmente después de la salida que conecta con Sabugal. Posteriormente se extendió por las vertientes y se fue alejando de las murallas. Se desarrolla relativamente lejos del núcleo amurallado y se caracteriza sobre todo por solares. Las tropas napoleónicas pasaron por Sortelha y, como consecuencia de los combates que se libraron aquí, dinamitaron parte de la muralla del castillo. De esta forma, si está en el Largo do Corro de cara a la Puerta de la Villa podrá ver a la izquierda de ésta una parte de la muralla reconstruida recientemente. Este Monumento Nacional ha sido recientemente valorado en el contexto de las Aldeas Históricas de Portugal.