Pueblos

Murallas y Puertas de la Villa

Trancoso

Trancoso

Aunque su construcción se remonte, por lo menos, al siglo XII, la cerca amurallada que existe hoy en día es el resultado de la ampliación realizada por los reyes D. Alfonso III y/o D. Dionisio (1248-1325). En el reinado de D. Fernando, se reformó ampliamente con la construcción de muros y torres y, a lo largo de los siglos, fue objeto de reparaciones más o menos extensas, siendo difícil, por ello, atribuir una fecha precisa a los diferentes elementos que la constituyen. De este modo, y a pesar de las demoliciones llevadas a cabo en los siglos XIX y XX, el antiguo núcleo urbano de Trancoso todavía hoy está delimitado, en casi toda su extensión, por la imponente cintura de murallas medievales. Además de algunas de torres, también se conservan tres de las cuatro puertas principales (Puerta d’El Rei, Puerta del Prado y Puerta de Roble), así como las dos puertas secundarias (Puerta de la Traición y Puerta del Ojo del Sol) y un postigo (Boeirinho). La Puerta d’El Rei y la Puerta del Prado son las más imponentes y están enmarcadas por dos robustas torres. La Puerta de Roble está coronada por una figura escultórica que muchos consideran que es el legendario caballero João Tição. La cerca amurallada se clasificó como Monumento Nacional en 1921.