Pueblos

Picota

Linhares da Beira

Linhares da Beira

Picota del siglo XVI con ornamentación manuelina, esfera armilar y una cruz. Su verticalidad expresiva es el símbolo de la personalidad jurídica del municipio. A veces, se aplicaban en ella castigos públicos para servir como ejemplo de la justicia municipal. Esta Picota está relacionada con la concesión de la carta foral manuelina de 1510. En ella podía tener lugar la aplicación de determinados castigos, pero nunca la ejecución de ninguna sentencia de muerte. Cabe destacar que aún quedan vestigios de lo que pudo haber sido una argolla de hierro en la que se prendía a los prevaricadores. Pero su presencia servía para recordar el derecho del ayuntamiento a hacer justicia propia que, al castigar a los infractores cuando fuera necesario, tendería a mantener el orden y la paz internos. La picota de Linhares tiene una base octogonal de tres pisos, el primero con el doble de altura que los otros. La columna consiste en una base cuadrangular, decorada con esferas, y en un fuste octogonal. El capitel, en forma de cono invertido, exhibe una decoración propia de la época manuelina, con una ornamentación basada en follaje, que culmina con la coronación de la esfera armilar y una cruz.