Pueblos

Villa da Quinta da Fórnea

Belmonte

Belmonte

La Villa da Quinta da Fórnea fue un núcleo de viviendas autosuficiente y son visibles diferentes estructuras que prueban esta afirmación – lagar de aceite, vino, procesamiento de cereales, fundición de hierro, establos para animales. Todo el núcleo estaba conectado por un sistema de canales que permitía el suministro y circulación de agua. También quedaron al descubierto unas termas, con los tanques tradicionales, que permitían baños a diferente temperatura (frigidarium, tepidarium, caldarium), uno de ellos con paredes de más de 1,50 metros de altura y vestigios de escaleras y cubierto de opus signinum. Además de los tanques, también se descubrieron vestigios del hipocausto y apoditerium que completaban el equipo de unas termas. También se descubrieron varios compartimientos, probablemente relacionados con la vivienda de los propietarios y sus dependientes. Todas estas estructuras, así como la zona de entrada a la aldea y todos los espacios vacíos que estarían ocupados con columnas y espacios ajardinados, demuestran la grandeza y riqueza de sus propietarios.